Ciudad del Este requiere respuestas

Ciudad del Este atraviesa graves dificultades que se intensificaron en la crisis de la pandemia. La ciudad tiene la mayor cantidad de casos de COVID-19 en el país, una economía desestabilizada y como dato no menor, aumento del hambre. La situación destapó los históricos daños de la corrupción a los servicios públicos y la reacción ciudadana no se hizo esperarLa nueva normalidad exige medidas de transparencia que eviten y castiguen el mal uso de los recursos del pueblo, en todos los niveles estatales.

Considerando los nefastos antecedentes de oscurantismo y corrupción durante décadas en la Municipalidad de Ciudad del Este y la proximidad de las elecciones municipales, la administración actual tiene la oportunidad — aún en esta crisis — de fortalecer la transparencia en favor de la ciudadanía. Esto establecería buenos precedentes para CDE y el país.

Los datos del Portal Unificado de Acceso a la Información Pública mostrados corresponden a los habidos hasta el 28/08/2020 a las 11:00 h.

El Municipio de Ciudad del Este es el 15° ente gubernamental con más solicitudes de información pública en la historia del país. Solamente 2 de 255 municipios en Paraguay están en este top 15. Por supuesto, el pánico de la crisis sanitaria y económica redujo la demanda por transparencia, pero ésta siempre es una necesidad indispensable para satisfacer las demás.

Todavía falta mucho para cumplir con el 100%.

En cinco meses de aislamiento, la cantidad de pedidos de información al municipio bajó casi 45% en comparación al mismo periodo del año pasado. Aún así, el municipio avanzó dos puestos y es la 13° entidad del 2020 con más demanda de transparencia en tiempos de crisis. Mientras tanto, la Municipalidad de Ciudad del Este anunció esto hace unos días:

Decir que se cumple el 100% de la Ley de Transparencia, cuando solo se cumple una de sus normativas es como mínimo engañoso.

La transparencia en nuestro país no solo se rige por la normativa 5189/14 que sí está cumpliendo la Municipalidad de CDE. También existe la Ley N° 5282/14 “de libre acceso ciudadano a la información pública y transparencia gubernamental” , y con esta legislación todavía falta mucho para cumplir con el 100%. Debe ser tarea de la municipalidad que se cumpla con el derecho humano impostergable a la información sin distinción alguna.

Ante este malentendido publicitado desde febrero, respondimos como organización celebrando la mejora con la Ley N° 5189/14. Sin embargo, demostramos que el mensaje principal no es acertado.

En el artículo 8 de la Ley N° 5282/14 existen ciertos requerimientos mínimos de transparencia a ser cumplidos por las entidades públicas en sus webs oficiales. En el caso del municipio de Ciudad del Este sólo se cumplían 2 de los 17 requisitos. A casi 6 meses de ese reclamo, ese número queda aún intacto.

No se puede clamar cumplimiento de otros de los 17 requisitos de información mínima en la ya muy poco intuitiva interfaz de la web. Pero, además de la obligación, la Municipalidad de CDE tiene la oportunidad de ser 100% transparente.

Algunos pasos básicos para el cumplimiento del 100% de la Transparencia son:

  • Facilitar la información de forma organizada y comprensible en una sola pestaña como la de “Transparencia” en su web, empezando a cumplir fehacientemente con los 17 requisitos mínimos de la Ley 5282/14.
  • Incluso, podría aprovechar la forzada reorganización laboral por las medidas de distanciamiento para que algunos funcionarios sanos digitalicen información desde sus casas e ir publicando estos datos en su web, como señal de transparencia activa; es decir, el estándar mínimo de información pública que debe disponibilizar y actualizar una entidad por sus medios.
  • Responder adecuadamente a todas las solicitudes de acceso a la información pública dirigidas a la Municipalidad.

La Municipalidad, como institución, tiene un promedio de 15,4% de solicitudes sin responder, por encima del 10,6% general datado desde 2015. Aún con menor demanda durante el aislamiento, este porcentaje no tuvo un significativo avance quedándose en un 13,6%. Incluso las que siguen en proceso o en reconsideración (18,1%) todavía pueden incrementar el déficit. Por eso, debe ser tarea de la municipalidad que se cumpla con el derecho humano impostergable a la información sin distinción alguna.

Las instancias que antes eran utilizadas como excusas por la corrupta administración Zacarías no deben repetirse en la administración Prieto.

Todo esto sin contar los múltiples casos del Portal que, marcados como “respondidos” por las entidades públicas, omiten datos del pedido. Entre estos existe uno (o mejor dicho, algunos) con historia y peso para la transparencia en Ciudad del Este.

Extractos del FONACIDE 2012, ¿dónde están?

En 2017 mediante la solicitud #4239 se pedía a la Municipalidad de Ciudad del Este el “Extracto bancario de la cuenta especializada para los recursos de FONACIDE del municipio de Ciudad del Este desde el año 2012 al 2016”. Ésta debía responderse en 15 días hábiles. Desde entonces, hace más de 3 años atrás, emitimos 9 solicitudes sobre los extractos bancarios del FONACIDE (#4239 — #4755 — #6890 — #13506 — #14184 — #14651 — #14935 — #23625 — #32123) por medio del Portal Unificado de Acceso a la Información Pública.

Todos fueron facilitados, a excepción de los de un año: el 2012, siempre ignorado sin justificación coherente. Las 8 primeras solicitudes figuran como “respondidas” cuando no es el caso. Hasta hace días, la última también fue ignorada pero iniciamos una reconsideración por la ya habitual falta de datos, explicando la situación al municipio.

El control ciudadano puede formar un vínculo de trabajo en comunidad que impulse las soluciones necesarias.

La particularidad de estos datos ocultos es que pueden estar vinculados a la desaparición de G. 1.200 millones del FONACIDE durante la administración del Clan Zacarías, que según su propia respuesta no se invirtió en educación. Ese es probablemente, el caso más grande de corrupción con estos recursos en Ciudad del Este y uno de los más cuantiosos del país. Esto fue evidenciado por nuestra organización en el Informe anual de Monitoreo de Ejecución Física del FONACIDE (MEF) del 2017. Hasta ahora, este caso no tuvo consecuencias legales y no se sabe cuánto dinero, quién y para qué se extrajo de la cuenta en el 2012.

Imagen extraída del Informe MEF 2017

No es sorpresa que la administración Zacarías no haya facilitado los datos requeridos. Pero la administración municipal actual debe facilitar estos datos y aclarar el misterio de los 200 mil dólares del FONACIDE desaparecidos. Por eso, desde que asumió el año pasado solicitamos formalmente que faciliten estos extractos bancarios, específicamente con las solicitudes #23625 y #32123. En la primera de éstas, la entidad respondió no tener esos documentos debido a la cantidad de años que había transcurrido desde entonces, pero se responsabilizaba de solicitarlos al banco y darnos actualizaciones al respecto. Este 2020, ante la falta de respuesta y la falta de información sobre esos trámites prometidos con el banco decidimos hacer la segunda solicitud a la cual también evadieron ya sin dar noticia alguna de los extractos del 2012, a más de 10 meses de la primera solicitud.

La crisis debe ser una oportunidad, no una traba.

Las instancias que antes eran utilizadas como excusas por la corrupta administración Zacarías no deben repetirse en esta administración. Hasta ahora, mientras no se faciliten los extractos del FONACIDE del 2012, es una clara violación a la ley y al derecho imparcial y fundamental al acceso público de ésta. Tras años de espera, ya es hora de que el municipio garantice la publicación de estos extractos.

Las crisis se tratan con transparencia

La ciudadanía esteña está afligida desde antes de cualquier virus. Al parecer, ni viviendo en el “polo económico” del país, en la ciudad beneficiada con millones de dólares del FONACIDE se asegura una calidad educativa mínima a causa de la corrupción. La crisis no hizo más que ejercer presión en esta herida.

Al final del día, la transparencia en una democracia es capaz de paliar las desatenciones de décadas de malos manejos y de prevenir otras consecuencias más graves en nuestro futuro. El control ciudadano puede formar un vínculo de trabajo en comunidad que impulse las soluciones necesarias. Pero para eso, el municipio debe atender primero a la necesidad de respuestas, y debe hacerlo ya. La crisis debe ser una oportunidad, no una traba.


Actualización de datos a la fecha 16/09/2020:

  • La demanda de información en Ciudad del Este creció. Ahora el municipio es el 11° ente con más solicitudes en Paraguay de lo que va del 2020.
  • El número de requerimientos mínimos de transparencia publicado en la web según la Ley N°5282/14 sigue siendo 2 de 17.
  • El promedio de solicitudes sin responder del municipio tuvo una leve mejoría pasando de un 15,4% a un 5%.
  • Así también, el promedio de las solicitudes sin responder hechas desde el inicio de la cuarentena pasaron de un 13,6% a un 4,8%.
  • El municipio terminó respondiendo la solicitud #32123 con un documento interno de la entidad registrada durante la pasada administración, sin ser ésta una fuente del todo fidedigna. También volvieron a omitir su compromiso para con la transparencia de solicitar los extractos oficiales a la entidad bancaria correspondiente. Solicitamos una vez más estos documentos en la solictud #34067.

Por Un Paraguay transparente

reAcción Paraguay

compartir en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Artículos relacionados

Participación
Herramienta ciudadana para monitorear el gasto público
Educación
Convocatoria a periodistas de Asunción, Encarnación y Ciudad del Este para contar historias de situación en infraestructura escolar
Participación
Significativamente colorados, atentos: Chake el Coco les puede llevar