Deplorables obras en el CPIM pese a inversiones millonarias con FONACIDE

El Colegio Primer Intendente Municipal de Ciudad del Este fue beneficiado en el 2017 con contratos millonarios de la Gobernación de Alto Paraná y la Municipalidad de Ciudad del Este. Sin embargo, luego de las obras, la institución quedó en una deplorable situación a simple vista y las consecuencias la sufren la comunidad educativa, día a día.

Anteriormente, en la entrada del Colegio Primer Intendente Municipal (CPIM) se apreciaba su logo, una estructura montada de acrílico que desapareció durante las obras en la institución educativa. Ahora en su lugar se observan dos alevosos carteles de la Gobernación y la Municipalidad pero ninguno de estos entes culminó correctamente las obras a su cargo.

La Gobernación debió encargarse de la reparación completa de la institución educativa para lo que adjudicó un contrato de ₲ 3.465.614.905, mientras que la Municipalidad de Ciudad del Este adjudicó ₲ 247.099.268 para la reparación de 5 aulas, una sala de informática y sanitarios. La doble inversión en la misma institución educativa ya denota la falta de priorización y buena distribución de los recursos, pero irónicamente a pesar de los millonarios montos invertidos, la institución educativa quedó peor que antes. Con muebles desaparecidos o estropeados, puertas sin cerraduras, sanitarios sin puertas, inodoros sin tapas y sin un servicio digno de agua potable.

Las obras de la Gobernación no se culminaron ni inauguraron, por lo tanto la directora del colegio así como la comisión de padres y madres se niegan a firmar la conformidad de la obra. Según explicaron a la directora Marta De Los Santos, la empresa NSA CONSTRUCTORA S.A. ya se desvinculó de la Gobernación pero necesita la firma de conformidad para cobrar cerca de 600 millones de guaraníes.

La Gobernación de Alto Paraná con la Municipalidad de Ciudad del Este destinaron en total Gs. 3.712.714.173 al Colegio Primer Intendente Municipal. Insólitamente la casa de estudios quedó peor que antes: sin sus propios muebles, sin puertas, sin cerraduras, con daños al patio y sin agua.

Observando de cerca las obras

En el Portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) se encuentran dos contratos para beneficio del CPIM. Uno de la Municipalidad firmado en abril del 2017 y otro de la Gobernación firmado en agosto del mismo año. Ambos financiados en mayor medida con recursos del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (FONACIDE).

El 3 de julio del 2018 durante una audiencia pública en la Junta Municipal de Ciudad del Este, estudiantes del CPIM manifestaron que se pintó el colegio pero no se solucionaron problemas de fondo como la humedad, los picaportes se desprenden al menor contacto y que el problema principal con el que lidiaban era la falta de agua en su institución educativa.

Fernando Servin, presidente del centro de estudiantes del CPIM urgió a los concejales una solución inmediata, pues el agua es un derecho humano y la falta total del líquido vital supone una necesidad extrema para todos los integrantes de la comunidad educativa.

Los estudiantes y docentes se ven obligados a acarrear agua para mantener la institución en condiciones mínimamente salubres. Además de tener que pasar sed, puesto que no tienen los recursos económicos necesarios para comprar constantemente agua mineral.

En septiembre, a dos meses de tal audiencia, Fernando Servín nos comentó que gracias a la presión en conjunto con la comisión de padres, la empresa NSA CONSTRUCTORA S.A. excavó más el pozo artesiano. Con esto dijo que se solucionó parcialmente el problema del agua, a lo que una docente nos explicó que solo en algunos contados momentos del día disponen de agua. Resultando el baño de las mujeres como el más afectado.

Para mantener en condiciones salubres la institución educativa, las limpiadoras aprovechan las lluvias para juntar agua.

También consultamos con la Directora Marta De Los Santos, sobre la falta de agua:

“Hay muchas otras cosas que estuvimos reclamando ya a la constructora, como el agua que estaba en la lista de tareas que ellos tenían que hacer y ahora no estamos teniendo agua, estamos teniendo pero a gotas.

La gente de la constructora hicieron un estudio de ese pozo y encontraron que supuestamente no tiene la profundidad necesaria para subir el agua pero aún así no sé si será cierto porque nosotros no contamos con documentos.”

“Una ciudad super urbana, cerca de la frontera y tener que vivir nosotros así….Sin agua.” – Directora Marta De Los Santos

Una inversión millonaria que se convirtió en un gran dolor de cabeza

Los problemas iniciaron al principio de las obras de la Gobernación de Alto Paraná, cuando la comunidad educativa denunció desaparición y descomposición de equipamientos de la institución. Los encargados de la obra -sin previo aviso a los directivos, madres y padres- quitaron estos muebles de las distintas salas de la institución y los dejaron en la intemperie, bajo el sol y la lluvia. Así se descompusieron muebles y desaparecieron varios como ventiladores, armarios, estantes, artículos de laboratorio y pizarras acrílicas.

Robert Espínola, vicepresidente del centro de estudiantes lamentó que de haber tenido pizarras acrílicas retrocedieron a tener pizarras a tizas. Las pizarras acrílicas también desaparecieron de la institución.

La explicación que dio la empresa a la comunidad educativa fue que el pliego de bases y condiciones exigía pizarras a tiza y por eso las colocaron.

De tener pizarras acrílicas, volvieron a utilizar pizarras a tiza. Las obras fueron superficiales pues las pinturas no solucionaron problemas como la humedad.

Los muebles y equipamientos corren mayor peligro de robo, pues las puertas de las clases no se cierran. Los picaportes “nuevos” se desprendieron poco tiempo después de su instalación.

La directora también reclamó esto a la empresa constructora, porque no le pareció coherente que se instalen cerraduras tan frágiles en un espacio que se abre y se cierra continuamente, por ser una sala de clases. Ante el reclamo, simplemente respondieron que eran las cerrraduras detalladas en el pliego de bases y condiciones, y que no podían colocar otros para no hacer publicidad de otras marcas de cerraduras.

Una justificación bastante incoherente para una institución educativa que necesita de seguridad.

Los picaportes y cerraduras no duraron nada. La comunidad educativa debe ingeniarse para acceder a sus salas de clase y mantenerlas seguras.

“Las cajas de llaves eléctricas no son seguras, algunas ya están abiertas y exponen a riesgos a los estudiantes. Pequeñeces no se tocaba, solo se tocaba lo que se podía ver a plena vista después, por ejemplo, están otras cosas que se ven ( como las cerraduras, las cajas de llaves eléctricas) pero ellos (la empresa) no quisieron ni ver eso. No quisieron poner cosas nuevas ni gastar más plata de la que ya pusieron” — nos comentaba Robert Espínola durante el recorrido a su institución educativa.

“Algunos muebles se volvieron a reparar por parte de los alumnos y algunas mesitas ya aparecieron quemadas ya, no hay sillas y algunas veces los alumnos tienen que dar clases en el piso porque hay carencia de sillas”-Robert Espínola, vicepresidente del Centro de Estudiantes del CPIM.

El CPIM ahora cuenta con un depósito con algunos muebles y electrodomésticos que se echaron a perder durante las obras en la institución educativa.

No fue una reparación completa, es una reparación parcial e inconclusa

La directora Marta De Los Santos dedica gran parte de su tiempo en dar seguimiento a la constructora para la finalización de la obra en la casa de estudios que representa.

Le preguntamos ¿Cuál es el avance de la obra?

Vinieron (la empresa NSA CONSTRUCTORA S.A.) a solicitar la firma de conformidad de los directores para que puedan dar la obra como concluída. Lastimosamente nosotros no estamos cediendo a la petición de ellos. Particularmente el colegio, yo en su representación, mientras ellos no cumplan con todo ese compromiso, los acuerdos que ellos (la empresa NSA CONSTRUCTORA S.A.) hicieron con la fiscalía y la Gobernación, tampoco nosotros vamos a dar conformidad.

La segunda semana de septiembre del 2018 ellos vinieron, ya no la gente de la Gobernación, sino que en este caso sería uno de los ingenieros de parte de la Gobernación que tuvo responsabilidad. Él se comprometió particularmente de cubrir o facilitarnos los muebles que se destruyeron como consecuencia de la remodelación.

¿Las autoridades de la Gobernación inauguraron la obra?

Todavía no, el trato que nosotros estamos teniendo siempre es con la constructora NSA y los que estuvieron en la administración anterior. Eso es lo que a mi me dicen las personas que van a reponer nuestros muebles, ellos nos aclararon que no es de la nueva Gobernación, de la nueva administración. De la nueva administración ellos ya están desvinculados sino que personalmente ellos están queriendo ayudar porque ellos mismos se dieron cuenta que fue por falta de la constructora, una falta de responsabilidad de ellos. Así me dijeron, entonces ellos están asumiendo, ellos están llevando los muebles para sus reparaciones y nos van a reponer lo que sea necesario.

(…) Hasta ahora el que está respondiendo con nosotros y dándonos una mano es el ingeniero Rodney González, el ya está desvinculado de la Gobernación. El ya no se compromete a terminar la parte de ingeniería, construcción, pero sí reponer los muebles que se perdieron.

Es difícil recuperar, ofrecer rifas por ejemplo a estudiantes del sector público.

¿Dejaría un mensaje para las autoridades?

Sería importante que cuando hay acciones así, que deben tener un impacto muy grande para el beneficio sobre todo de la educación, sería muy bueno que nuestras autoridades tomen más responsabilidad. Que los que somos representantes, los actores dentro de los colegios, la escuela en este caso que son los directores, docentes, padres de familia sean partícipes también. Que tengan conocimiento de que es lo que se hace y se tiene que hacer, en este caso por ejemplo el gran beneficio que nosotros podíamos haber tenido, si éramos en derecho también contralores de todo el trabajo que se está realizando. Sin embargo lo que yo me doy cuenta es que (la comunidad educativa) éramos totalmente, nosotros no hacíamos sino que nos hacían ajenos, no nos hicieron partícipes.

¿Ustedes accedieron al contrato de obra?

Una de las aclaraciones que me hizo uno de los arquitectos de la obra es que nosotros podemos acceder fácilmente a todas las bases y condiciones de este proyecto, que estaba disponible en la página de la Gobernación. Nosotros hicimos eso, habíamos reunidos a la comisión de padres pero ya fue tarde.

Nosotros somos de un sector muy necesitado que es la educación pública. Tenemos los aportes que recibimos del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) pero no son suficientes para, por ejemplo, proveer agua a nuestros alumnos y otras comodidades para un mejor ambiente de clase. En vista de que hubiera sido mejor los resultados con tanta inversión de dinero. Principalmente que nosotros seamos partícipes de las mesas que ellos se sientan a elaborar a proyectar para el beneficio de la educación.

Continuamos escuchando a la directora Marta quien lamentaba “Ahora vamos a entrar en el calor y estamos sin ventilador”

Recuerda una falta de respeto de parte de un arquitecto que le dijo: “Supongamos directora que es su casa en dónde estamos haciendo la remodelación. Se supone que usted va a estar sacando su cama, su ropero, todo para que no quede dañado. Ustedes fueron culpables”

¿Pero dónde está la responsabilidad de ustedes (la empresa)? ¿Qué necesidad había de que quiten todo en la intemperie, en la lluvia y en el sol? — le reclamó la directora.

Como si todo lo narrado por la docente no fuese suficiente, prosiguió:

La centralita telefónica que teníamos para comunicarnos con las otras secretarías también desapareció, la empresa nos dijo que ya no van a poder reponer. Nosotros investigamos en el centro, la más barata cuesta 200 casi 350 dólares y para un colegio es mucho ya eso. No podemos quitar eso del bolsillo de los alumnos, de los padres.

Nos quedamos sin teléfono casi tres meses porque ellos quitaron todos los cables y dejaron ahí colgados (…).

Con el peso de los camiones que entraban se hundió el piso del patio, un piso antiguo. Mucho tiempo eso estuvo ahí expuesto a que los niños se caigan, polvareda…Impresionante era. Los materiales están todos tirados, son un peligro para las criaturas. Nosotros pedimos que ellos lleven la madera con clavos, las chapas porque es peligroso.

Las constructoras tienen una póliza de seguro, cuando ellos trabajan en un proyecto así ellos puede usar para reponer algunos daños. Supuestamente 126 millones ya gastaron de esa póliza en cosas que no estaban en las bases y condiciones que fue requerimiento de nosotros, los directores. Pero sencillamente fue requerimiento por trabajo mal hecho.

Las obras de la Gobernación no culminaron jamás y tampoco los sanitarios reparados por la Municipalidad de Ciudad del Este.

Si bien las obras de la Municipalidad de Ciudad del Este supuestamente culminaron y no tuvieron mayores inconvenientes, durante la visita y con la guía de estudiantes pudimos constatar que los baños reparados por el ente no estaban en buenas condiciones. Los inodoros del baño de mujeres carecen de tapas y los sanitarios de hombres, de puertas.

Baño de mujeres.

La directora dijo que esto podría ser por falta de materiales de calidad en dicha obra.

Malas inversiones, irresponsabilidad empresarial e impotencia de la comunidad educativa

Poco antes de culminar la entrevista, pedimos un mensaje a Robert, en representación de sus compañeros:

Si se puede que empiecen a mejorar ya esto, porque nosotros los alumnos no podemos estar así trabajando. No da gusto trabajar así, nosotros también queremos estar cómodos a la hora de trabajar.

Al despedirnos, invitamos a la directora Marta a la presentación de resultados del Monitoreo de Ejecución Física del FONACIDE 2018 en Ciudad del Este (un trabajo que en reAcción realizamos desde el 2015, los detalles pueden ser vistos en nuestra página Web). Le advertimos de que posiblemente no reciba noticias positivas de las autoridades políticas sobre ese trabajo de monitoreo. A lo que nos respondió crudamente:

“Si vamos a ir por el tema político sí o sí afecta. Por ejemplo ya me hicieron llegar ciertos comentarios como yo estoy tomando recién la dirección, de que me olvide de pedir ayuda. Ya sea a la Municipalidad o a la Gobernación, verdad, por los tipos de comentarios que doy, esto que hice por ejemplo ahora (…)”

“Me dieron a entender de que más o menos olvídate de ir a pedir ayuda, porque ya estás marcada porque tipo hablo demás. Pero lo único que yo hago es reclamar, no solo mi derecho sino de los alumnos y los profesores”

La empresa NSA CONSTRUCTORA S.A. tuvo evidenciadas fallas durante el desarrollo de la obra, sin embargo esto no exime de culpa y responsabilidad a las autoridades que contrataron sus servicios. La Gobernación de Alto Paraná no monitoreo la obra y tampoco permitió que la comunidad educativa la monitoree pues nunca le facilitaron el contrato y el pliego de bases y condiciones. Ni siquiera la guía de cómo acceder a estos datos.

Nunca se inauguraron las obras. Ni de la municipalidad ni de la Gobernación. Las autoridades de la administración anterior de la Gobernación se desentendieron de la casa de estudios, abandonando a la comunidad educativa en una completa incertidumbre.

El caso de CPIM, comprueba una vez más que en esta zona del país la realidad supera a la ficción. Cuando se trata de administración de fondos para educación pública, siempre pueden innovar en irregularidades y pasar de solo estar mal a estar peor.

Las ex autoridades de la Gobernación de Alto Paraná, la Municipalidad de Ciudad del Este, la empresa NSA CONSTRUCTORA S.A., el MEC e incluso la Contraloría General de la República (CGR) deben hacerse cargo de aclarar lo sucedido en el Colegio Primer Intendente Municipal. Los responsables de la deplorable situación edilicia de la casa de estudios deben asumir las consecuencias.

¡Por un Paraguay Transparente!

reAcción Paraguay.


Material audiovisual anexo

La entrevista completa con la directora y los estudiantes puede ser escuchada aquí:

Y algunas secciones pueden ser vistas aquí:

compartir en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Artículos relacionados

Educación
Estudiantes secundarios excluidos en CDE
Educación
La administración Prieto improvisa, arriesgando el sector educativo de Ciudad del Este
Educación
Hitos 2020 reAcción Paraguay