El estado del Colegio Nacional Vicepresidente Sánchez, a 6 años de millonaria inversión

Publicado en

Ante los reclamos por el inminente peligro de derrumbe del Colegio, hace poco más de 5 años la Municipalidad de Asunción inauguró allí obras del FONACIDE por un contrato de Gs. 1.392 millones. La comunidad educativa lamenta que las instalaciones del colegio no reflejan la millonaria inversión y debe autogestionarse para mitigar graves problemas de infraestructura.

Patrimonio Desatendido

El colegio Nacional E.M.D Vicepresidente Domingo Francisco Sánchez, conocido comúnmente como Vicepresidente Sánchez , declarado patrimonio arquitectónico por la Municipalidad de Asunción y ubicado en el icónico barrio Ricardo Brugada o Chacarita; sufre actualmente de falencias en su infraestructura a causa de la mala ejecución de las obras realizadas hace 6 años.

Recordemos que 6 años atrás el colegio recibía la inversión del FONACIDE luego de clausurarse por peligro de derrumbe inminente, con un presupuesto inicial de Gs. 1.170 millones y una posterior ampliación de Gs 222 millones llegando al monto final de Gs. 1.392 millones, para la construcción, reparación y ampliación del colegio. 

Según datos de contrataciones públicas se pagó cerca de Gs. 1041 millones del contrato. Esa millonaria inversión es casi invisible para el estudiantado del establecimiento. Alumnos del emblemático colegio denuncian malas conexiones eléctricas, sanitarios precarios, agujeros en tragaluces, afirman que las canaletas del colegio no soportan las fuertes lluvias debido a la fragilidad de las cañerías, provocando su desprendimiento y posterior inundación de las instalaciones. Además, al igual que varias instituciones educativas de Asunción, gran parte de la infraestructura declarada patrimonio arquitectónico se encuentra bajo constante amenaza de termitas.

Según comentan algunos docentes de la institución, durante el proceso de reparación del predio escolar, varios elementos importantes del colegio habían desaparecido. Puertas, portones, tablones, muebles, entre otros nunca volvieron a aparecer. Además, la comunidad educativa reclama sobre la calidad de los materiales utilizados para las reparaciones.

La comisión de padres trata de cubrir muchos de estos problemas aunque su esfuerzo autogestionado no es suficiente para solucionarlos. 

En el colegio también se encuentran otras necesidades como la ampliación de la banda ancha del internet proveída por el MEC y la necesidad de más equipos informáticos actualizados. Cabe mencionar la falta de espacios recreativos en la institución ya que el espacio es muy limitado, las clases de educación física tienen que ser desarrolladas en el vecino Parque Bernardino Caballero, exponiendo así a los estudiantes  a múltiples peligros, a pesar de contar con notas de pedidos a las comisarías correspondientes para la guardia constante.

Una mirada al pasado y la importancia del Centro de Estudiantes

En 2016 el Centro de estudiantes del Colegio Vicepresidente Sánchez tomaba el colegio como última medida de pedido de auxilio ante el inminente peligro de derrumbe del colegio. En ese entonces el Centro de Estudiantes pedía con urgencia la intervención del Ministerio de Educación y la Municipalidad de Asunción para la solución de los tantos problemas con de su institución, como también se alineaban a los pedidos y reivindicaciones de diferentes gremios de estudiantes para la mejora de la infraestructura de varios colegios en similar situación a la del Vicepresidente Sánchez, la mejora del sistema educativo y el 7% de inversión del PIB recomendado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y Cultura (UNESCO).

Sin el actuar del Centro de Estudiantes, la Comisión de Padres y el esfuerzo del cuerpo docente tal vez hoy no estaríamos hablando de un colegio en condiciones precarias, sino, de un colegio que simplemente ya no existiría por la desidia en la que se encontraba por parte de los entes gubernamentales responsables.

El Colegio Vicepresidente Sánchez a pesar de sus diversas limitaciones, cuenta con un enorme potencial humano que necesita ser apoyado para desarrollar sus capacidades intelectuales, deportivas, artísticas y cívicas para el crecimiento y desarrollo que necesita la juventud paraguaya.

Artículo escrito en octubre del 2022 por Fabio Insaurralde como estudiante del Colegio Vicepresidente Sánchez con el apoyo de profesores y directivas de su institución educativa. A mediados de mayo del 2023, fecha en la que se publica este artículo, la situación de la escuela continua en las mismas condiciones.

compartir en:

RPY_QUANTICO_Fabio
Fabio Insuarralde
Autor invitado

Artículos relacionados

Educación
¿Ya estamos mejor?
Educación
Voluntariado en la otra cara del Microcentro
Educación
La educación que sigue en espera en las escuelas de Asunción