Invertir bien el FONACIDE requiere planificación no improvisación

El20/8/19 el Director de Desarrollo Social de la Municipalidad de Ciudad del Este, Lic. Sebastián Martínez Insfrán, a través de su cuenta personal en Facebook, convocó a estudiantes y egresados de arquitectura e ingeniería civil para un relevamiento de datos de infraestructura de las escuelas públicas de la ciudad. Una convocatoria relacionada a la priorización de posterior inversión con el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (FONACIDE). En los siguientes párrafos te explicamos por qué eso está mal como precedente, como proceso y como decisión sin informar al Consejo Municipal de Educación; en suma, por qué está mal improvisar en lo relacionado al FONACIDE.

El proceso de microplanificación involucra a la Municipalidad y a los Supervisores del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC). En términos de relevamiento de necesidades de infraestructura, el Manual de Microplanificación dice que es función de las Supervisiones de Apoyo Técnico Pedagógico/Supervisión de Apoyo y Control Administrativo “Asistir técnicamente a las instituciones educativas en la identificación de sus requerimientos de infraestructura y equipamientos conjuntamente con la Dirección de Infraestructura y el especialista del área de infraestructura de los gobiernos municipales, mediante visitas in situ y medios de comunicación disponibles”.

Así, el relevamiento de datos técnicos debe realizarse al momento en el que la comunidad educativa realiza su microplanificación en el interior de las instituciones educativas, la intención de parte de la Municipalidad llega tarde cuando los Supervisores ya realizaron su priorización por región interna, tal como lo establece el Manual de Microplanificación. El relevamiento técnico es un trabajo previo a la elaboración del listado de priorización que recae en la Dirección de Infraestructura del MEC, con apoyo del área de infraestructura de los gobiernos municipales. Una recomendación para realizar a tiempo y correctamente este proceso es que la Municipalidad realice un acuerdo formal con el MEC, como lo hizo con el Ministerio de Obras Públicas para otros fines.

Por ese motivo, el Director Sebastián debió haber consultado con el Consejo Municipal de Educación o, al menos, con los Supervisores. Pero no hizo ninguna de las dos, lo cual representa atribuirse responsabilidades que le corresponden al Consejo, especialmente cuando el Director ha reconocido no conocer el proceso del FONACIDE y reitera siempre su intención de ceñirse a las normativas/legislaciones existentes.

Supongamos por un momento que incluso sin haber consultado o comunicado, el Director procedió con buenas intenciones de apurar un proceso urgente. El Director no es un experto en el FONACIDE, su microplanificación y el proceso de priorización. No necesita serlo. Paraguay tiene una sola organización experta en el monitoreo del FONACIDE, reAcción, la cual coincidentemente sirve en el Consejo y está a disposición. Pero el Director tampoco nos consultó o pidió apoyo, incluso sabiendo que estamos a disposición del Consejo.

Supongamos adicionalmente que el Director nos hubiera pedido apoyo. En tal hipotético nuestra primera respuesta hubiera sido cuestionar la prioridad y necesidad de tal acción a menos de dos semanas de la fecha tope para la presentación del listado de priorización de escuelas (30 de agosto). Además, le hubiéramos dicho que convocar a voluntarios profesionales en arquitectura o ingeniería civil no sería suficiente. Se necesitaría primero consensuar criterios técnicos con los Supervisores y con los propios profesionales para que las evaluaciones puedan ser comparables. En el marco de nuestro convenio con la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Asunción (UCA), la cual presentamos a inicios de año, ya hemos notado lo complejo que es evaluar infraestructura de modo a que sirva a la toma de decisiones sobre priorización que corresponde a los Supervisores.

Si el Director nos hubiera pedido apoyo, nuestra preocupación principal sería el terrible precedente que estaría creando. Pensemos por un momento. La administración actual es una administración benigna comparada a los Zacarías. Si la municipalidad es la que evalúa las necesidades de infraestructura, ¿qué nos asegura que no se prioricen a los amigos y correligionarios? Claro, con la actual administración benigna quizá eso no suceda. Pero si volvieran los corruptos y dijeran “la administración Prieto evaluó las escuelas para establecer cuáles necesitan más; nosotros también haremos eso (sin consultar al Consejo o a los Supervisores)”. Y así podrían legalizar la corrupción y la inversión en las mismas escuelas y empresas de siempre.

Foto tomada durante el Monitoreo de Ejecución Física del FONACIDE del año 2019. Escuela N°5427 Paz y Esperanza.

Pero incluso convocar para el día siguiente a voluntarios resulta demasiada improvisación en términos del FONACIDE. En el utópico hipotético de que las personas encargadas de realizar las visitas técnicas dominaran los estándares del MEC, realizar correctamente las visitas a 115 establecimientos escolares para luego analizar y procesar los datos es imposible con solo 7 días de tiempo. Si solo se visitaran una parte de las escuelas, las evaluaciones podrían dejar fuera a escuelas más necesitadas. Pero reiteramos que los Supervisores no estaban enterados de la actividad coordinada por el Director de Desarrollo Social y a la vez vicepresidente del Consejo Municipal de Educación.

En resumen, el Director estaba actuando de forma unilateral. Esa no es la forma de proceder en ningún espacio democrático, especialmente si se desconoce el proceso y las reglamentaciones de temas como el FONACIDE.

Foto tomada durante el Monitoreo de Ejecución Física del FONACIDE del año 2019. Escuela Básica N° 1016 “Presbítero Guido Coronel”

No se puede improvisar con la educación

La cooperación de la ciudadanía, estudiantes y profesionales es vital y de gran ayuda cuando las convocatorias se realizan adecuadamente, con suficiente tiempo y capacidad de formación necesaria. Cuando esta convocatoria se realiza de forma repentina sin haber pasado por los estamentos adecuados y contra reloj, solo resultará en daños a quienes se está intentando ayudar.

¿Cómo podrían voluntarios, incluso siendo profesionales, aprender las especificaciones técnicas del MEC, el proceso de microplanificación, establecer criterios comparables, visitar un número considerable de escuelas, evaluar, analizar las evaluaciones, estimar prioridades a sugerir… en menos de una semana? (Y esperar que esto no choque directamente con la lista de priorización con la que ya contaban los Supervisores?)

Foto tomada durante el Monitoreo de Ejecución Física del FONACIDE del año 2018. Escuela N°7141 Virgen del Carmen.

Falta de respuestas de parte del Director

Antes de la capacitación que ofrecimos al Consejo Municipal de Educación sobre los procesos del FONACIDE el 9/8/19, en una reunión previa se establecieron dos reuniones posteriores para elaborar correctamente la priorización. Una de ellas para determinar en consenso — con suficiente análisis de evidencia — criterios que permitan mejorar la ubicación de las escuelas en el listado de priorización para que este refleje las verdaderas necesidades más urgentes. La segunda reunión para elaborar el listado de planillas que contemplan las áreas de aulas, sanitarios, otros espacios y equipamientos.

Pese a que en el grupo WhatssApp del Consejo se pidió reiteradas veces al Director que fijara fecha para ambas reuniones, este respondió con un atraso de tres días, incluso cuando Directores y Supervisores también cuestionaron la urgencia de una reunión. Luego el Director dijo que no había visto los mensajes por su sobrecarga de trabajo, aunque sí tuvo tiempo para responder en esos días, los comentarios hechos a su convocatoria. Entonces le pedimos aclaraciones respecto a la convocatoria realizada, aclarando nuestras preocupaciones al respecto, y tampoco respondió. Esa semana no hubo ninguna reunión, por lo que no se pudo trabajar en consensuar criterios de priorización. La causa directa fue que el Director no convocó esa reunión, pero sí improvisó una convocatoria que no tenía sentido en ese momento.

En la reunión celebrada el 28/8/19 para la elaboración del listado de priorización, tan solo 2 días antes de su entrega, el Director se limitó básicamente a decir que la intención del trabajo era aportar a la priorización interna ya realizada por los Supervisores pero que no llegó a conseguir un informe detallado. Esto era obvio desde un inicio; tal improvisación no resultaría en mucho ya que las complejidades del FONACIDE requieren planificación. Como no respondió a todas las preguntas realizamos este pedido de acceso a la información pública.

¿En qué resultó el apuro a última hora para priorizar escuelas sin haber consensuado criterios de priorización debido a la improvisación mencionada? Se perdió la oportunidad histórica para CDE de mejorar la priorización. Es decir, se volvió a priorizar como se hizo siempre en administraciones pasadas. No fue por falta de interés de Supervisores o Directores, sino por la improvisación que robó el tiempo necesario y previamente acordado para mejorar la priorización.

Aplaudimos el hecho de que la Municipalidad de CDE va seguir el listado de priorización correspondiente a este año para invertir recursos del FONACIDE. Ese es un precedente histórico para la ciudadanía. Creímos que también se iba a lograr otro precedente sin comparaciones al mejorar la priorización. Hubo intenciones en el Consejo, entre Supervisores y Directores. Pero la improvisación se robó este logro posible al municipio.

(Para ver toda la reunión pueden visitar la transmisión en vivo de la reunión hecha por la Municipalidad de CDE, mecanismo implementado luego de nuestro pedido para incrementar la transparencia y rendición de cuentas a la ciudadanía).

Si querés aprender más sobre tiempos y procesos de microplanificación, descarga el Manual del MEC o lee nuestros artículos basados en el mismo, sobre microplanificación y priorización.

El camino a resultados mediocres está empedrado de buenas intenciones. La situación de infraestructura educativa de Ciudad del Este no se corregirá con improvisaciones ni toma de decisiones unilaterales de autoridades que no consideran las instancias correspondientes y se sobreponen a responsabilidades de otras instituciones.

Al tomar decisiones sobre políticas públicas complejas como el FONACIDE se deben considerar los precedentes que se establecerían, los procesos adecuados según los reglamentos existentes y la planificación técnica para implementarlos correctamente. Improvisar a la marcha no reconstruirá nuestra ciudad.

Por un Paraguay Transparente

#reAcciónpy

compartir en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
<strong>Invertir bien el FONACIDE requiere planificación no improvisación</strong>
Irene C. Hermosilla
Autora

Artículos relacionados

Educación
Estudiantes secundarios excluidos en CDE
Educación
La administración Prieto improvisa, arriesgando el sector educativo de Ciudad del Este
Educación
Hitos 2020 reAcción Paraguay