Municipalidad de CDE: Cambió de nombre pero no de costumbres

Una destitución y varios evidenciados hechos de corrupción no fueron suficientes para imponer ejemplos en el municipio más beneficiado con el FONACIDE. Aparentemente poco y nada cambiará en su administración.


¿Recursos propios o FONACIDE?

El pasado 29 de marzo del 2019 el municipio anunció y se jactó de la entrega de 500 sillas a distintas instituciones educativas en su portal oficial.

Figura 1. Captura de pantalla del portal de oficial de la Municipalidad de Ciudad del Este del 29 de marzo del 2019.

Según el propio ente, entregó 50 sillas a 10 instituciones educativas, aunque sólo menciona a 9 de las beneficiadas. Además no aclara si los equipamientos fueron pagados con recursos del propio municipio o con Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (FONACIDE).

Buscando más datos sobre la noticia, nos encontramos con la publicación de un medio estudiantil de una de las escuelas beneficiadas, informando que las sillas entregadas fueron financiadas con recursos propios del municipio.

Independientemente, si fue con recursos propios o con FONACIDE, el municipio debió haber realizado un llamado a Concursos de Ofertas para adquirir los equipamientos, es decir los documentos deberían estar en la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP). Pero no existe evidencia en la DNCP de algún llamado a licitación o contrato para la adquisición de sillas en el 2018 ni para este 2019. Y es acá donde empieza a ponerse confusa esta situación.

El último contrato N° 76 respecto a adquisición de equipamientos para distintas instituciones educativas realizado por la municipalidad de Ciudad del Este fue el 11 de julio del 2017. Sí fue hace más de un año y con recursos del FONACIDE.

Lo que resulta más peculiar aún, es que en el contrato mencionado — el último disponible en DNCP sobre adquisición de equipamientos por parte de la Municipalidad — algunas de las instituciones educativas beneficiadas con las 500 silla, ni siquiera aparecen en este contrato y las que sí aparecen, debieron de recibir mucho más que 50 sillas.

Figura 2. Tabla de beneficios que debieron de haber recibido las actuales escuelas beneficiadas por el Municipio de Ciudad del Este según el ultimo contrato en la DNCP.

Debido a la antigüedad del contrato, una posibilidad que no podemos descartar es que estas sillas realmente se hayan entregado. Pero considerando la ausencia de documentos que respalden las palabras del municipio, la ciudadanía tiene justificación para tener varias dudas a flote: ¿De donde vienen los recursos para la compra de equipamientos? ¿El municipio conservaba equipamientos mientras habían estudiantes que las necesitaban? ¿Nueva administración pero con mismas costumbres?

Entre atrasos y repetidos errores

Otra peculiaridad de la noticia del municipio, es que en el último párrafo aclara: “Asimismo, y una vez que termine el proceso de licitación nacional, el municipio elaborará un plan para la entrega de unas 4.000 sillas y mesas pupitres a ser distribuidas en las distintas escuelas y colegios de la ciudad. Estas serán adquiridas con recursos del FONACIDE y entregadas de acuerdo con la micro planificación del ministerio de Educación y Ciencias”.

Analicemos la licitación nacional en proceso y veamos porque “el plan” resulta ser algo sospechoso.

Pareciera que vamos por buen camino… pero no.

“La ciudadanía tiene justificación para tener varias dudas a flote: ¿De donde vienen los recursos para la compra de equipamientos? ¿El municipio conservaba equipamientos mientras habían estudiantes que las necesitaban? ¿Nueva administración pero con mismas costumbres?”

Al revisar el susodicho documento, vemos que es del 25 de junio de 2018. Considerando que la administración actual comunicó en marzo que al culminar la licitación ellos elaborarán un “plan”, entonces este se elaboró hace más de 8 meses, cuando ni siquiera el ente estaba operando o nuevamente el municipio pretende entregar los equipamientos donde quiere y no donde debe.

Primera hoja de la nota de autorización de MEC para la entrega de equipamientos en distintas instituciones educativas de Ciudad del Este.

Siguiendo con los datos disponibles, encontramos una lista de las instituciones educativas para las que la administración destituida solicitó la entrega de ciertos equipamientos.

Al comparar la lista de instituciones a ser beneficiadas con las escuelas priorizadas en el año 2018, la primera página dio la ilusión de que por primera vez luego de 4 años de monitoreo, la Municipalidad de Ciudad del Este había cumplido con el listado de priorización. Hasta que llegamos a la segunda hoja y de nuevo encontramos “diferencias” entre el listado y lo que solicita el municipio.

Figura 4. Solicitud completa del Municipio de Ciudad del Este para distribuir equipamientos a distinta instituciones educativas.

La municipalidad no sigue correctamente el listado de priorización hasta el puesto 52 (que es a su vez, la cantidad de instituciones que resultarían beneficiadas con los equipamientos). A partir de la institución educativa de orden N° 32 de la Figura 4 , decide simplemente y sin justificación alguna saltar algunas escuelas necesitadas.

Dando siempre el beneficio de la duda, podríamos decir que la municipalidad “ignoró” lugares porque la Gobernación de Alto Paraná iba a entregar equipamientos en esas escuelas. Pero la realidad es que en el 2018 no existe ninguna licitación por parte de la Gobernación de Alto Paraná ni mucho menos de la Municipalidad con recursos propios o FONACIDE. De nuevo dejando en evidencia lo que hace años mostramos, el listado de priorización co-creado por el municipio no se respeta.

Pero este documento no solo revela la poca seriedad que el municipio sigue dando a la educación y transparencia, sino que también nos demuestra el poco interés por parte del MEC en que realmente el listado de priorización se cumpla. Ambos entes desatendieron a escuelitas como Santa Lucía que en el 2018 estaba en el puesto 44 y necesitaba “muebles adecuados porque en ese momento los padres los proveen según sus posibilidades para beneficiar a 90 estudiantes” o a la escuela Inmaculada Concepción ubicada en el puesto 33 en ese mismo año “necesitando reponer los muebles viejos para 130 alumnos”.

Porque de eso se trata el trasfondo de estas reiteradas falencias, no es un simple capricho ciudadano el exigir el cumplimiento de los procesos del FONACIDE. Todas las instituciones educativas de nuestra ciudad cuentan con necesidades, pero si nuestras autoridades no empiezan a priorizar la inversión en las más necesitadas, al final de día son estudiantes con una paupérrima infraestructura los que pagan la cuenta.

Los saldos y los millonarios montos que se vienen

Desde fines de enero venimos advirtiendo que la educación no puede ser relegada por la crisis política que vive nuestra ciudad. Quienquiera que sea la autoridad de turno debe priorizar la inversión del FONACIDE en las escuelas más necesitadas.

Ciudad del Este, desde el 2012 al 2018 recibió más de Gs. 83.200 millones convirtiéndose en la ciudad más beneficiada con el FONACIDE y cuyos saldos son mayores que las transferencias anuales a municipalidades vecinas. En el 2018 la administración destituida dejó un sobrante de un poco más de 8.800 millones del fondo nacional, con esto más el estimativo del Ministerio de Hacienda para este 2019 respecto al FONACIDE, nuestra ciudad contaría con un millonario recurso que ascendería a Gs. 20.000 millones para ser invertido en las escuelas más necesitadas del municipio.

Tenemos más de 20.000 millones de motivos para monitorear el desempeño de las autoridades, y más aún de las que prometen el cambio pero entregan equipamientos de dudosa procedencia y realizan un anticipado “plan” — cuyos recursos serán del FONACIDE 2018 — que no respeta el listado de escuelas más necesitadas de ese año. Todo esto nos resulta muy familiar, las mismas costumbres de una administración que pretende invertir donde quiere y sin mencionar la fuente de recursos, incumpliendo procedimientos e ignorando a las escuelitas más necesitadas de nuestra querida ciudad.

El saldo más las nuevas transferencias del FONACIDE 2019 con miras a las elecciones en mayo y luego en el 2020 son fundamentos suficientes para no bajar la cabeza y no solo creer en los discursos de nuevos aires y transparencia, sino a estar más atentos que nunca sobre dónde y cómo se invierte el FONACIDE en Ciudad del Este.

#PorUnParaguayTransparente.

reAcción Paraguay

compartir en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Municipalidad de CDE: Cambió de nombre pero no de costumbres
Sofía Belén Pozzo Centurión
Autora

Artículos relacionados

Educación
¿Ha sido la educación una prioridad en Hernandarias?
Educación
En Encarnación, estudiantes dan clases en pasillo y bajo un tinglado pese a que su escuela fue contemplada en contratos por más de 2.000 millones de guaraníes del FONACIDE
Educación
Piden a la Municipalidad de Franco que haga su trabajo