Estudiantes secundarios excluidos en CDE

Municipios que no incluyen a representantes estudiantiles en espacios de toma de decisiones socavan el surgimiento de nuevos liderazgos independientes y erosionan un pilar importante de la democracia: la participación política de la juventud.

En Paraguay el discurso que ensalza a la juventud como presente y futuro es agotador precisamente porque es solamente un ejercicio discursivo. Los estudiantes rara vez son escuchados o consultados sobre las necesidades que padecen sus escuelas y colegios, ni hablar de las ideas que quieran aportar. Pero quizá lo más dañino a largo plazo es que si los estudiantes nunca tienen participación en espacios de toma de decisiones, ¿cómo podemos esperar tener jóvenes y adultos que conozcan y fortalezcan espacios democráticos, que sepan dialogar, debatir, y argumentar o que sepan hacer compromisos y conceder para construir?

A nivel municipal, los Consejos Distritales de Educación son los espacios de toma de decisiones más importantes en el sector educativo. Municipios como Asunción y Encarnación han comprendido que los estudiantes del nivel medio deben tener representación en esos Consejos. Sin embargo, en Ciudad del Este los estudiantes no participan del Consejo Distrital de Educación a pesar de que la ciudad tiene Centros de Estudiantes históricos como el del Centro Regional de Educación y el Colegio Área 1.

En un Consejo Distrital de Educación generalmente participan representantes de la Municipalidad, el Ministerio de Educación y Ciencias, gremios docentes y estudiantiles, la sociedad civil organizada y el sector privado. Estos Consejos cumplen funciones diversas que se ajustan a sus respectivos municipios, pero usualmente se encargan de priorizar las necesidades de infraestructura y alimentación escolar, así como responder a urgencias educativas de cualquier tipo. 

La ausencia de un sector tan importante y masivo como el estudiantado del nivel medio representa una pérdida en representación y en democracia. Claramente, si los estudiantes no pueden participar de los diálogos y discusiones para la toma de decisiones, lo único que les restará es cumplir el estereotipo con el cual medios de comunicación y sectores retrógrados los califican: rebeldes sin causa que sólo saben criticar. La participación política no es propiedad privada de los partidos políticos. Excluir a los jóvenes sólo beneficia a quienes quieren promover dependencia, nepotismo y autoritarismo como caminos únicos para alcanzar el “poder” ¿Cómo esperamos que una ciudad tenga renovación de liderazgos si los jóvenes no aprenden sobre las dificultades, limitaciones y compromisos necesarios para lograr progresos?

Llamativamente, en Ciudad del Este la ausencia de la representación estudiantil de los colegios no es un error. Fue una decisión consciente de la administración municipal y de su actual Dirección de Educación y Cultura. El Consejo Distrital de Educación de Ciudad del Este del período 2019-2021 avanzó un Estatuto en el cual todos los sectores presentes habían aprobado la inclusión de 3 representantes de centros de estudiantes del nivel medio y 3 representantes de centros de estudiantes universitarios, además de otros sectores previamente excluidos. Pero esta decisión ya aprobada fue ignorada por el nuevo Director de Educación, José Arce, quien de manera expedita y sorpresiva conformó un nuevo Consejo Distrital de Educación, reduciendo la representatividad y diversidad del Consejo.

La participación política no es propiedad privada de los partidos políticos. Excluir a los jóvenes sólo beneficia a quienes quieren promover dependencia, nepotismo y autoritarismo como caminos únicos para alcanzar el “poder” ¿Cómo esperamos que una ciudad tenga renovación de liderazgos si los jóvenes no aprenden sobre las dificultades, limitaciones y compromisos necesarios para lograr progresos?

El mensaje de la Administración Prieto para los estudiantes del nivel medio parece ser igual que ese discurso que tiene a la juventud simultáneamente como presente y futuro. Es un discurso vacío y conveniente. Esto le permite a la municipalidad la eventual flexibilidad de criticar como inmaduros e inestables a quienes nunca tienen una silla en el momento en el que se discute lo que importa. Si algo recuerda la militancia estudiantil en CDE del libreto Zacariísta es que la participación de los estudiantes se promovía sólo cuando estaban alineados al Zacariísmo y éstos se convertían en pequeños embajadores del Clan en sus respectivos colegios y universidades.

Si Ciudad del Este no quiere repetir procesos supuestamente ya superados, los estudiantes deben reclamar el espacio que les corresponde. Quizá de esa forma la Administración Prieto no tenga opción sino incluirles.

compartir en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Estudiantes secundarios excluidos en CDE
David Riveros García
Director Ejecutivo

Artículos relacionados

Educación
La administración Prieto improvisa, arriesgando el sector educativo de Ciudad del Este
Educación
Hitos 2020 reAcción Paraguay
Educación
Los atrasos más largos del FONACIDE en CDE