En Hernandarias un tinglado que costó más de Gs. 189 millones del FONACIDE se deshace con el viento

Publicado en

En la Escuela Básica Nº 6198 San Ignacio de Hernandarias la municipalidad construyó un tinglado en julio del 2021 el cual hasta la actualidad sigue sin concluir, pese a incesables reclamos de la Directora de la institución.

Conoceremos los detalles de esta situación que involucra el uso de recursos del FONACIDE. Pero antes te contamos brevemente la historia de esta escuela…

Hace 20 años, en un pequeño barrio de Hernandarias, una profesora tuvo una loca idea: Ella quería que los niños de su comunidad tuvieran una escuela, entonces junto con otra docente en una casa del Barrio San Ignacio de Hernandarias, comenzaron a enseñar gratuitamente a los niños de la zona. Así, gracias al trabajo duro y esfuerzo de los docentes, padres y vecinos nació la Escuela Básica Nº 6198 San Ignacio.

¿Qué pasa en San Ignacio?

San Ignacio es una escuela a la que principalmente asisten niños de zonas carenciadas sin muchas comodidades, quienes pasan por diferentes situaciones de precariedad, hambre, enfermedad y quienes están expuestos a muchos peligros, por lo que buscan refugio al asistir a la escuela. Esto se ve reflejado a través de diferentes testimonios y quejas que los estudiantes manifiestan a la Directora y quien fervientemente busca encontrar ayuda para sus estudiantes. 

Fragmento de entrevista a Directora de la Escuela Básica Nº 6198 San Ignacio – Daisy Pintos

Tinglado:

En julio del 2021 durante la administración de Ruben Rojas (ANR) comenzó la construcción de un tinglado para la escuela (ID de licitación: 396597), la obra fue adjudicada a la empresa Presergen Servicios Generales teniendo como representante legal a Cecilio Benítez Narváez. En este contrato la escuela debía recibir un tinglado y recapado de pista por un monto de Gs. 189.467.000. 

Actualmente la obra sigue sin concluir, pese a meses de vacaciones, semanas de suspensión de clases solicitadas por el contratista, infinitos reclamos y quejas, notas, reuniones. 

En el portal de la Dirección Nacional de Contrataciones existe un acta de recepción provisoriade la obra, firmada por la entonces fiscal de obras y el representante legal de la empresa constructora. En otras palabras, la obra fue entregada luego de que fiscalizadores de la Municipalidad hayan verificado su estado, o eso es lo que afirma el acta.

Sin embargo, la Directora Daisy afirma que durante la construcción de las obras en general nunca va un técnico a supervisar el estado de la obra, a excepción de la ocasión donde funcionarios de la municipalidad fueron a tomar fotos del estado de la pista y a quienes la Directora también manifestó la gran problemática que presenta.

Fragmento de entrevista a Directora de la Escuela Básica Nº 6198 San Ignacio – Daisy Pintos

Otras problemáticas: 

Además del tinglado, la escuela presenta diferentes carencias en su infraestructura como los sanitarios con puertas rotas, sin agua, inodoros precarios y sin todas las conexiones a las cañerías.

A esto se le agrega la situación del techo del pabellón principal de la institución educativa el cual cuenta con severos problemas de humedad, sobre lo cual la Directora viene pidiendo su reparación hace ya tres años a través de la microplanificación.

Reclamos de la comunidad educativa: 

La Directora ya fue un total de 7 veces a la municipalidad buscando algún tipo de solución, ya presentó diversas notas sola y con otros directores. Participó de una audiencia pública ante la Junta Municipal de la ciudad por iniciativa de la organización reAcción Paraguay. 

Posterior a la audiencia pública tres concejales hicieron seguimiento del caso; Nilda Venialgo, David Monzón y Jhon Florentin. También ya fueron en diversas ocasiones técnicos de la municipalidad y medios de prensa e incluso el propio intendente Nelson Cano por presión e insistencia única de la Directora Daisy, pero hasta ahora en la realidad nada cambia, la escuela sigue en las mismas condiciones pese a los diferentes reclamos de la Directora, del supervisor, de los padres, de todos.

¿Por qué la municipalidad de Hernandarias sigue adjudicando obras a contratistas que dejan mucho que desear en la calidad de su trabajo? 

La empresa contratista Presergen Servicios Generales, responsable por la construcción del tinglado en San Ignacio, en octubre del 2022 ha sido adjudicada la construcción de salas por el valor de Gs. 487.995.740 (Licitación 416706), en noviembre del mismo año le ha sido adjudicado otro contrato por el monto total de Gs. 541.854.780 (Licitación 415828), entre diversas licitaciones como provisión de materiales de ferretería y otros, de las cuales ha sido beneficiario el mismo contratista que dejó una pista inconclusa que puede perjudicar la salud de los estudiantes que asisten a San Ignacio. 

Ante esa situación hemos realizado una solicitud de acceso a la información pública para conocer los motivos de su selección para seguir realizando obras de infraestructura en diferentes escuelas del municipio. 

¿Por qué el municipio sede de la hidroeléctrica de donde provienen los recursos del FONACIDE tiene tantos retrasos e irregularidades con su inversión? 

Durante el 2022 la municipalidad de Hernandarias coronó la inversión del FONACIDE con siderales retrasos injustificados en sus licitaciones, realizando la primera obra de infraestructura en escuelas recién en noviembre de ese año. 

Para mayo del 2023 la municipalidad de Hernandarias no recibió desembolsos de los recursos del FONACIDE debido a que el Ministerio de Hacienda no aprobó su rendición de cuentas del uso de los recursos durante el último cuatrimestre del 2022. Hasta que ese inconveniente sea subsanado las escuelas seguirán sin las obras y el almuerzo escolar que necesitan para poder acceder a una educación digna y de calidad.

San Ignacio es una escuela a la que principalmente asisten niños de zonas carenciadas sin muchas comodidades, quienes pasan por diferentes situaciones de precariedad, hambre, enfermedad y quienes están expuestos a diversos peligros. Este es solo un caso del olvido en el que están muchas escuelas de Hernandarias y el país.

compartir en:

Daniela
Daniela Fariña
Autora

Artículos relacionados

Educación
¿Ya estamos mejor?
Educación
Voluntariado en la otra cara del Microcentro
Educación
La educación que sigue en espera en las escuelas de Asunción