Visita a la Escuela Básica N° 2980 San José

Un problema muy común de la educación nacional: goteras en las aulas.

Cuando tuvimos la información pertinente sobre la escuela a visitar el día viernes 14 de marzo, el obstáculo que tuvimos con mis dos compañeros, además del clima, fue la ubicación de la escuela, al haber calculado mal la ubicación, tardamos más de lo esperado en encontrar la escuela. Totalmente empapados por la tormenta de esa tarde y con miedo de mojar los documentos que llevábamos, íbamos de pequeños techos a otros, para no estar totalmente bajo la lluvia, hasta el momento de encontrar la institución.

Voluntarios llegando a la institución durante la inesperada lluvia.

La Escuela Básica N° 2980 San José se encuentra en el puesto de prioridad N°5 para la construcción de otros espacios y habían solicitado un cercado para su cancha de deportes, ya que esta daba a una concurrida avenida, y por lo tanto presentaba un peligro para los alumnos.

Llegamos a la oficina de la Directora que nos recibió sumamente bien a pesar de estar mojados, prestándonos la mayor atención posible a lo que íbamos a contarle sobre nuestro trabajo. Su institución por derecho debe recibir beneficios los recursos del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (FONACIDE). Completó el formulario de Monitoreo de Ejecución Física (MEF) del FONACIDE sin ningún problema y nos despidió.

Vista panorámica de la institución en un día soleado.

Un problema muy común de la educación nacional: goteras en las aulas.

Esperando a que cese un poco la tormenta, nos dedicamos a inspeccionar la institución, observamos la necesidad del cercado plasmado en el listado de priorización. Desde el 2015 la escuela se encuentra en el mismo puesto con el mismo pedido sin embargo han recibido: reparación de techos, pisos, almuerzo escolar y mobiliarios, menos la obra solicitada hasta la actualidad.

Aula utilizada como depósito de la institución.

Encontramos aulas sin uso, tal vez por el clima los alumnos no hubieran podido asistir, aulas utilizadas como depósito, y el problema, ya normal de las instituciones nacionales: goteras en las clases.

Si bien, habían aulas vacías, hay aulas ocupadas por dos grados al mismo tiempo, quizás por falta de docentes o por haber sido una excepción de aquel día lluvioso, a estas aulas el Ministerio de Educación y Cultura la denomina “plurigrados”.

Aula utilizada como depósito.

Al cesar la lluvia, volvimos a partir a la oficina de ReAcción, donde nuestra lucha por una educación en donde los problemas no ser normalicen no cesa.

Por Un Paraguay Transparente

  • Layla P. Santacruz G (17 años) estudiante del Colegio María Inmaculada Concepción voluntaria del proyecto ParaguaYOite de reAcción Paraguay.

Obs: Esta es una anécdota de visita a instituciones educativas durante la primera parte del Monitoreo de Ejecución Física (MEF) del FONACIDE en el 2019. Anécdotas de otros voluntarios de la organización serán publicadas con el fin de compartir, con nuestros lectores y defensores de la causa anticorrupción, sus miradas de la realidad sobre infraestructura educativa en Ciudad del Este. Esta anécdota no refleja la posición institucional de reAcción Paraguay ni de su staff.

compartir en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Artículos relacionados

Salud
Como ganado camino al matadero
Educación
Hitos 2020 reAcción Paraguay
Salud
Declaraciones Juradas para el monitoreo de los recursos de emergencia COVID-19 (Parte II)